Digital clock

domingo, 4 de noviembre de 2012

BRUJAS, LA VENECIA DEL NORTE

             




Brujas, la Venecia del Norte, es una ciudad amable, que conserva un rico legado de los tiempos –ya lejanos- en los que fue metrópoli potente, con un poderío económico que se vino abajo cuando perdió su cualidad portuaria. Hoy Brujas tiene una vida apacible. La belleza de sus casas, el encanto de sus canales, el orgullo de sus viejos edificios, hace de la urbe un destino apetecible para muchos hombres amantes de la belleza y el arte. Desde el año 2000 esta vieja ciudad es Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Una ciudad con sabor a historia

Brujas, en el norte de Bélgica, es una ciudad con sabor a historia
 
El museo arqueológico de Brujas presenta diversos objetos de la época prerromana, que testifican la existencia de asentamiento de gentes que ya tenían contactos con la Galia y Gran Bretaña

Sólo a partir del siglo IX se empieza a detectar un imparable crecimiento de esta ciudad, que debe su nombre a Bryggia, que en noruego antiguo significaba lugar para desembarcar o de atraque. En el siglo IX los condes de Flandes establecen un primer castillo y se hace la primera muralla, y un siglo más tarde la urbe empieza a tener un gran mercado anual. A partir del XI brujas se convirtió en un centro comercial internacional, merced a su calidad de ciudad costera. Allí se producían además magníficos paños. La familia Van der Beurse abrió una casa en la que se negociaba con productos y monedas. Fue a raíz de este establecimiento, del apellido del propietario, de donde derivó la palabra Bolsa, como punto de negocio.







En el XIV Brujas seguía creciendo, y una segunda muralla tuvo que rodear al creciente casco urbano. Tenía entonces unos 45.000 habitantes y era una de las poblaciones más populosas de Europa.
 
Bajo dominio borgoñón, en el XV, en Brujas creció la economía y la cultura. Allí trabajaron hombres como van Eyck o Memling.
Diversos edificios dan fe de aquel esplendor gótico, que fue viniéndose abajo cuando la costa se fue alejando de la ciudad; bancos de arena y fango fueron cortando el acceso al mar y los canales no sirvieron para un tráfico que cada vez contaba con buques mayores. Decayó el comercio, en beneficio de Amberes, aunque Brujas siguió siendo un excelente centro artesanal para el tejido, el arte y singularmente la orfebrería. De mediados del XVI a finales del XVII la ciudad estuvo bajo dominio español. A partir del XVIII pasó por diversas dominaciones en un proceso empobrecedor, hasta quedar como una reliquia, casi muerta, como la retrató Georges Rodembach en Brugges la Morte. Hoy es una ciudad que conserva el viejo encanto, y que ha sido reactivada mediante la cultura y el turismo.
 
 
En la ciudad de Brujas se aúna el arte con un estilo de vida no estridente ni caracterizado por prisas. Tiene unos interesantes monumentos del periodo gótico y una buena serie de museos.
 
 

Pero además, Brujas tiene encanto para ser vista desde sus canales o incluso mediante los carruajes de caballos. También es muy corriente recorrer la ciudad en bicicleta. Muchos hoteles disponen de bicicletas para los clientes. Por consiguiente más vale dejar el coche en uno de los numerosos aparcamientos cercanos al centro y disfrutar de la belleza de calles y canales de esta tranquila urbe.  


El verdadero centro de la ciudad de Brujas está en el espacio conformado por la Markt (Plaza Mayor) y la plaza Burg contigua.
Las fachadas le otorgan una bella armonía. El edificio más impresionante es el Campanario con su carillón. En medio de la plaza se halla la estatua dedicada a sendos héroes locales.
El campanario es el símbolo más popular de la ciudad, gótico, de los siglos XIII a XVI, con 83 metros de altura. Se trata de una poderosa torre de mas de 300 escalones. Alberga un pequeño museo dedicado al edificio y su historia. Arriba, junto al carillón de la ciudad, de 47 campanas (27 toneladas de peso en total), se goza de una estupenda vista sobre la ciudad y su entorno.
 
 

la Plaza de Burg

En esta plaza de Brujas hay varios elementos de interés: la basílica de la Santa Sangre, el Ayuntamiento, una antigua escribanía renacentista y un palacio del siglo XVI.
 
La basílica de la Sagrada Sangre está integrada por dos capillas superpuestas. La inferior es de 1150, románica, en tanto que la superior es neogótica.
En esta iglesia se venera una reliquia de la Sangre de Cristo, traída de Tierra santa por el Conde de Flandes, en la segunda cruzada. En torno a esta reliquia se celebra anualmente una solemne fiesta religiosa Tiene un pequeño museo con el notable relicario y algunos otros elementos de culto. El Ayuntamiento es de final del siglo XIV, en estilo gótico florido. Su airosa verticalidad se realza mediante tres torrecillas. Es notable su sala gótica, con magnífica bóveda. En la plaza destacan también la escribanía, renacentista, del XVI, con un museo provincial, y el antiguo palacio Brugse Vrije, del siglo XVI también, actualmente centro administrativo municipal.
 
Es la iglesia más antigua de Brujas, corresponde a los siglos XI a XV, y ha sido recientemente restaurada.
 
 

Destaca su robusta torre, de 100 metros de altura, con torrecillas angulares que no son suficientes para hacer airosa la mole.
El templo tiene una interesante sillería, tumbas medievales y un museo con abundante colección pictórica. Cuenta con cuadros flamencos de autores como Dirk Bouts y Hugo van der Goes.  

Es la iglesia más antigua de Brujas, corresponde a los siglos XI a XV, y ha sido recientemente restaurada.
 
 

Destaca su robusta torre, de 100 metros de altura, con torrecillas angulares que no son suficientes para hacer airosa la mole.
El templo tiene una interesante sillería, tumbas medievales y un museo con abundante colección pictórica. Cuenta con cuadros flamencos de autores como Dirk Bouts y Hugo van der Goes.  

Hay programadas sencillas excursiones por los canales de Brujas. Normalmente se desarrollan en todo el año, salvo los meses más duros de invierno, y tienen un recorrido de media hora.
El recorrido sirve para ver el centro de la ciudad con otra perspectiva, desde el nivel del agua. Es especialmente bello el tramo del canal que corre desde la plaza de Burg hasta la iglesia de Nuestra Señora.
Habitantes habituales de las aguas de Brujas son los cisnes. Estos animales tienen aquí una vieja leyenda.
En el siglo XV hubo una revuelta local contra Maximilano de Austria, a causa de una subida de impuestos. Entonces, los revolucionarios decapitaron a un alto dignatario cuyo escudo de armas llevaba un cisne. Dominada la revuelta, Maximiliano ordenó a los hombres de la urbe que a partir de aquel momento alimentaran a los cisnes de los canales, como forma de penar el crimen.
 

Los Museos

La oferta museística de Brujas es notable, y atestigua la época de pujanza de la ciudad, íntimamente vinculada a la pintura de los primitivos flamencos.
.

Nombres como Van Eyck, Memling; Petrus Christus, Gérard David, Isenbrandt Ambrosius Benson o Jan Provost están ligados a la oferta museística del lugar. El Groeningemuseum presenta una nutrida representación de todos estos citados. La sala de primitivos flamencos es excepcional. También tiene arte de épocas posteriores, hasta la actualidad. El Antiguo Hospital de San Juan-Museo Memling, cuenta con seis magníficas obras del pintor, el relicario de Santa Úrsula y otros elementos diversos, entre ellos una curiosa farmacia del siglo XVII. El museo Gruuthuse está en un viejo palacio, y cuenta con una magnífica colección de arte decorativo. En la plaza Burg es necesario visitar la sala renacentista Brugse Vrije y la sala gótica del Ayuntamiento. Otros museos son el del Diamante; el del campanario; el arqueológico, el del encaje, el Guido Gezelle, etc.


No se agotan aquí los atractivos de esta bella ciudad. Esparcidos en su viejo casco se hallan algunos otros elementos de interés que cabe resumir:
 
 

* Espacios como la bella plaza de los Curtidores(huidenvettersplein), el Beaterio (Béguinage o Begijnhof),
* Edificaciones como las puertas de los viejos recintos de murallas, el palacio gótico de Gruutuse, la casa del Pelícano o los viejos molinos. * Iglesias como San Walburge, Santa Ana, de Jerusalén, etc. 

AQUI OS DEJO UNAS FOTOS





Puentes mágicos

Plaza Mayor

Campanario o Atalaya

Edificios típicos de la ciudad

Minnewater Lake

AQUI OS DEJO UNOS VIDEOS DE LA CIUDAD








No hay comentarios:

Publicar un comentario